Press "Enter" to skip to content

Palabra del DIA: Cortesía

Spread the love

Por Danna Martínez

Ser cortés es una de las virtudes más significativas del ser humano. La educación y el buen comportamiento hacia otras personas es un valor.

El término cortesía proviene de la historia del noviazgo. Algunos conceptos similares a la cortesía son modales, cortesía, educación, modales y buenos modales. Lo opuesto al comportamiento cortés es el comportamiento grosero. En los viejos tiempos, la gente era juzgada en los tribunales. La persona educada y de buen comportamiento recibió el apodo cortes. En ese entonces, la sociedad estableció algunos aspectos característicos de la cortesía. Algunos de ellos son:

  • Mostrar consideración hacia nuestro entorno, hacia los demás y hacia nosotros mismos.
  • Utilice el tacto y la empatía para comprender a los demás y saber cómo comunicarse con ellos.
  • Siga las reglas de etiqueta social.

Utilizando la cortesía también nos dirigimos a la aprehensión de los valores sociales. Algunas de estas virtudes son la atención, la sencillez, la amistad, la honestidad, la voluntad, la empatía y la compasión.

Para mantener una convivencia sana, la sociedad ha puesto límites al comportamiento humano. Estas limitaciones son asumidas por un conjunto de reglas y regulaciones. El uso o práctica de las reglas de una sociedad se refiere al comportamiento cortés. El paso del tiempo ha convertido estas reglas en costumbres. Asimismo, la cortesía ha adquirido un papel fundamental en el fenómeno cultural de una sociedad.

La cortesía generalmente se asocia con la forma en que nos relacionamos. Pequeños detalles como mantener un tono de voz adecuado o cuidar la puntualidad son factores que diferencian a una persona cortés de una grosera.

La manifestación cortés de nuestro comportamiento favorece la comprensión y la comunicación asertiva.

En la vida cotidiana solemos relacionarnos con diferentes tipos de personas. Es en todas estas ocasiones que tenemos la oportunidad de poner en práctica nuestra cortesía. El saludo, la gratitud y la empatía son pequeños actos de cortesía.

Los estándares de cortesía se basan en el respeto y la consideración.

A lo largo de la historia se ha malinterpretado el uso de la cortesía. Algunas personas a menudo asocian este término con el estatus social o la cantidad de riqueza que tiene una persona. Sin embargo, esta muestra de cultura no está necesariamente ligada a un tipo de persona. Hoy en día, la educación es una característica aceptada a nivel mundial.

Tener buenos modales sienta las bases del respeto por uno mismo y por los demás. A continuación se muestran algunos ejemplos de cortesía:

  • Tratar a los demás como me gustaría que me trataran a mí.
  • Mostrar un tono agradable al hablar.
  • Aprender a escuchar.
  • Evitar las discusiones irracionales.
  • Cuidar la puntualidad.
  • Mantener la calma y la cordura.
  • Ofrecer un saludo, un “gracias” y un “por favor”.