Press "Enter" to skip to content

Palabra del Día: Saludo

Spread the love

Por Danna Martínez

El saludo se considera uno de los actos de cortesía más importantes. Desde pequeños aprendemos a presentarnos a la gente, hablar y despedirnos. El saludo, por tanto, es nuestra carta de presentación.

El término saludo proviene del latín salutare. La palabra en latín se refiere al acto de desear salud o bienestar a otra persona. En otras palabras, representa respeto.

Saludar es una de las costumbres más sencillas y más utilizadas a nivel mundial. Cuando saludamos, estamos comunicando a otras personas sobre nuestra presencia. Además, el saludo a menudo se ve como un signo de respeto y consideración por otras personas.

Todos tenemos nuestra forma de saludar. Si bien es cierto, los saludos son actos de cortesía adoptados por casi todos. Asimismo, existen gestos o palabras que con el tiempo se han consolidado como saludos universales. Generalmente usamos “Hola” para iniciar nuestras conversaciones; a veces un apretón de manos. Sin embargo, no todas las personas saludan de la misma manera. Al saludar, una persona presenta aspectos de sí misma y de la misma forma muestra el tipo de relación que tiene con la persona que está saludando. Los saludos son diferentes en función de factores como la cultura, la cercanía o nuestra forma de ser.

Si bien es cierto que todos aprendemos a saludar, no todos aprendemos de la misma manera. Generalmente, cada persona adapta su saludo a su gusto y costumbre. Del mismo modo, las formas de saludar son infinitas. Para comunicar un saludo podemos emitir un sonido, hacer un gesto o señal; esto sin contar los diferentes medios en los que podemos comunicarnos.

Aquí hay 10 ejemplos de saludos que probablemente haya utilizado:

  • Di “Hola” o “Buenos días”.
  • Apretón de manos.
  • Utilice frases como “¿Cómo va todo?” O “¿Cómo estás?”
  • Beso en la mejilla.
  • Abrazo.
  • Reverencia.
  • Lleve la mano derecha con los dedos juntos hacia la sien y luego diríjala hacia la persona a saludar.
  • Levanta la cabeza ligeramente.
  • Baje un poco la cabeza.
  • Mueva la mano abierta en la dirección de la persona a la que queremos saludar.

A pesar de corresponder a un acto de cortesía, los saludos son tan variables como la imaginación de las personas. Las palabras, las expresiones, los gestos y los sonidos son diferentes formas en las que podemos saludar. Algunas personas prefieren ser formales y usar el típico apretón de manos. Sin embargo, las personas más cercanas suelen utilizar saludos diferentes o una adaptación de cómo quieren saludarse.

Saludar a una persona es una de las costumbres más sencillas que ha adoptado el ser humano. Gracias a esta costumbre diaria podemos presentarnos a las personas y tener la oportunidad de conocerlas y compartir con ellas.