Press "Enter" to skip to content

Palabra del Día: Escasez

Spread the love

Por Danna Matínez

“Nunca sepas lo que tenías hasta que se acabó”

El término escasez proviene del latín excarpus. De la misma manera, la palabra en latín procede del latín vulgar, excerpere. Este término se refiere al acto de separar o retener algo de un grupo. Alrededor del siglo XIV, la gente comenzó a utilizar este término para referirse a cualquiera que sea “limitado en cantidad o disponibilidad”. Algunos sinónimos o términos relacionados para la escasez son escasez, escasez, insuficiencia, carencia, ausencia y escasez.

La escasez no solo sugiere la insignificancia o la falta de algo. Este término también se refiere a la insuficiencia de algo para satisfacer necesidades particulares. En el marco de la supervivencia, los recursos naturales han jugado un papel crucial; gracias a las reservas de la tierra, los seres humanos, así como otras especies, pueden satisfacer sus necesidades primordiales.

Sin embargo, los recursos siempre son limitados, esto significa que tarde o temprano terminarán en algún momento. Aquí es cuando aparece la escasez.

Anticipándose a este ultimátum, la sociedad ha venido especulando sobre diferentes factores que pueden contribuir a la explicación de este problema. En primera instancia, el concepto de escasez se ha asociado con dos categorías particulares de la economía. Estos son el aumento de la demanda y la disminución de los recursos. Al principio, los recursos de la tierra eran suficientes para satisfacer las necesidades de la humanidad. Pero en cuanto al tiempo, se ha gastado parte de los recursos. Peor aún, en el momento en que los recursos disminuyen, la población humana aumenta, multiplicando el gasto en recursos. El crecimiento de la población se refiere a la frase “aumento de la demanda”. A medida que surge el producto de esto, la “disminución de fuentes”.

Las necesidades básicas, así como las exigencias no imperativas, pueden desaparecer. Para seguir satisfaciendo los requisitos de la humanidad, es fundamental encontrar mejores formas de utilizar los recursos que nos quedan. Esta decisión es vital para evitar caer en la escasez y su impacto negativo. Dentro de la escasez, la gente comenzará a intentar sobrevivir, independientemente de las formas.

Aún hoy, hay múltiples casos de escasez, desde territorios que carecían de recursos naturales hasta familias que luchan por obtener al menos una comida al día. Considerando que ya hemos agotado gran parte de los recursos humanos, es un privilegio tener al menos los fundamentos de la vida; comida, agua y un lugar para vivir.