Press "Enter" to skip to content

Palabra del Día- Misterio

Spread the love

Por Danna Martínez

Nuestro intelecto nos permite entender diferentes situaciones de la vida; pero en algunos casos nuestra capacidad de entendimiento se limita. Aquellas cosas que no podemos explicar o comprender las denominamos misterios.

El término misterio proviene del latín mysterium; hace referencia a algo secreto, desconocido para las personas o que está oculto. La palabra misterio funciona como adjetivo para describir personas, objetos o situaciones.

El misterio es una condición inaccesible a la razón. Cuando nos referimos a algo como misterioso, nos estamos refiriendo a una realidad que no podemos comprender. La existencia es un ejemplo de misterio; a pesar de ser conscientes de nuestra existencia, aun es un misterio saber porque existimos. El cosmos, el propósito humano, la mente y la actividad paranormal son algunos otros misterios universales como la existencia.

Además de los misterios universales, existen misterios que no son conocidos mundialmente, pero siguen siendo de ajeno conocimiento para algunas personas. Los misterios como robos o asesinatos locales no son tan distinguidos mundialmente.

El interés por el misterio aumenta en relación al tiempo que lleve siendo misterio y a su capacidad de resolución. Si un evento lleva solo días siendo un misterio, hay una gran posibilidad de que sea resuelto. Sin embargo, si un misterio lleva varios años sin ser resuelto significa que la capacidad para resolverlo es muy elevada. Como consecuencia, entre más complejo sea el misterio, más personas querrán conocer su respuesta.

El hecho de ser misterios, no inhibe a las personas de especular sobre posibles respuestas. De hecho, el atractivo del misterio está en su cualidad de despertar la curiosidad de las personas. Imaginar y crear teorías es una actividad muy común al escuchar acerca de un misterio. Además, para el ser humano, es una tendencia el tratar de resolver dilemas. Generalmente cuando un acontecimiento es misterioso, consigue un alto grado de importancia y fama. Por otro lado, cuando el misterio es resuelto se pierde la sensación de interés en las personas.

Otra característica fundamental de un misterio es que no podemos predecirlo. Si predijéramos un misterio, sabriamos porque es un misterio. En tal caso, lo misterioso deja de ser misterioso cuando se conoce el porqué del misterio.

Múltiples personas han dispuesto su tiempo y dedicación a la resolución de misterios. Científicos, arqueólogos, escritores, filósofos y hasta periodistas son algunas de las personas que buscan resolver los misterios de la humanidad.

Los acontecimientos particulares despiertan el interés de las personas por conocer, aprender, y avanzar.

“La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.”- Mahatma Gandhi.