03/02/2024
Spread the love

By Danna Martinez

Circulation is the movement to and fro or around something. This system requires complex elaboration and can be adapted to different contexts.

The term circulation comes from the Latin circulatio. The word in Latin designates the act of flow in a circle. The circulation has a strong connection with the circle figure since they don’t have an end. Within the etymological analysis, circulation is considered a process that ends at the same point it begins.

The most typical representation of circulation is the human body. The circulatory system is a vital process within our bodies in which the blood constantly circulates from one place to another, transferring all the required nutrients and substances throughout the body. 

This elaborated system requires principal elements operating; between these stands the blood, vessels, and heart. The blood contains oxygen and nutrients, as well as carbon dioxide and waste products. On the other side, the vessels work as the medium where the blood is transported. The vessels also communicate blood throughout the organs, cells, muscles, and bones. Last but not least is the heart, our central piece in the circulatory system. The heart pumps the blood all around the vessels’ circuit and keeps the beat in our life.

As well as the body’s circulatory system, there are other complex circulation processes present in our everyday life. 

Transportation is one example that strongly relates to the body system. People circulate throughout the territory while completing specific tasks for their maintenance. Moreover, roads and avenues serve as the medium where cars, trucks, and many vehicles move.

Another circulation example is the money transfer. When it comes to economics, circulation is also imperative. Between more spending and more investment, there are more economic processes. Therefore there is a more extended wealth circulation.

Good circulation depends on keeping a constant rhythm and maintaining all the pieces operating.


Palabra del Día: Circulación

Por Danna Martínez

La circulación es el proceso dentro del cual se transportan diversos elementos para cumplir con un objetivo o tarea específica. Este sistema requiere una elaboración compleja y puede adaptarse a diferentes contextos.

El término circulación proviene del latín circulatio. La palabra en latín designa el acto de fluir en un círculo. La circulación tiene una fuerte conexión con la figura del círculo ya que no tienen fin. Dentro del análisis etimológico, la circulación se considera un proceso que finaliza en el mismo punto en que comienza.

El representante más típico de la circulación es el cuerpo humano. De hecho, este método se llama sistema circulatorio y es un proceso vital. La sangre dentro de nuestro cuerpo circula constantemente de un lugar a otro, transfiriendo al organismo todos los nutrientes y sustancias necesarios.

Este elaborado sistema requiere que los elementos principales funcionen; entre estos se encuentra la sangre, los vasos y el corazón. La sangre contiene oxígeno y nutrientes, así como dióxido de carbono y productos de desecho. Por otro lado, los vasos funcionan como medio por donde se transporta la sangre. Los vasos también comunican sangre a través de los órganos, células, músculos y huesos. Por último, pero no menos importante, está el corazón, nuestra pieza central del sistema circulatorio. El corazón bombea la sangre por todo el circuito de los vasos y mantiene el ritmo en nuestra vida.

Además del sistema circulatorio del cuerpo, existen otros procesos circulatorios complejos presentes en nuestra vida diaria.

El transporte es un ejemplo que se relaciona fuertemente con el sistema del cuerpo. Las personas circulan por todo el territorio mientras realizan tareas específicas para su mantenimiento. Además, las carreteras y avenidas sirven como medio por donde se mueven los automóviles, camiones y muchos vehículos.

Otro ejemplo de circulación es la transferencia de dinero. Cuando se trata de economía, la circulación también es imperativa. Entre más gasto y más inversión, hay más procesos económicos. Por tanto, existe una circulación de riqueza más extendida.

La buena circulación depende de mantener un ritmo constante y mantener todas las piezas en funcionamiento.

About Author