Press "Enter" to skip to content

Palabra del Día: Prototipo

Spread the love

por Danna Martinez

“Si una imagen vale más que mil palabras, un prototipo vale más que mil reuniones”. -Proverbio.

Los prototipos son la primera exhibición verificada de nuestras ideas; están representados en figuras, modelos e invenciones en 3D. Con frecuencia, los inventores encarnan sus pensamientos para mirarlos desde otra perspectiva. Esta técnica puede mejorar el desarrollo y la mejora de varios proyectos.

El primer uso de la palabra prototipo significaba “original”. Los prototipos son la idea de la que se originan otras variantes. Como se expone en su etimología, la palabra prototipo transmite las raíces griegas protos y errores tipográficos; primera e impresión, respectivamente. El término prototipo ha conservado su significado inicial a lo largo de los años, aludiendo a la “versión primaria de algo”.

Los prototipos funcionan con bastante fuerza como la idea base de un objeto funcional. La maquinaria, así como los juguetes y productos en el mercado, son algunas áreas de invención que utilizan prototipos y prueban diseños antes de encontrar su resultado final.

Las primeras copias de una invención son, en general, los pilares más críticos en su desarrollo. Comenzando con un prototipo, el inventor es capaz de visualizar su propia idea “fuera de su mente”. Al integrar su proyecto en el entorno físico, un inventor puede comenzar a jugar y trabajar con el diseño y la funcionalidad de su idea. Asimismo, tener una mejor percepción de su producto facilita que los inventores reconozcan fallas o detalles en los que no se había pensado previamente.

A pesar de ser la esencia de una idea, el prototipo debe pasar por una serie de filtros y evaluaciones. En prototipos dirigidos al mercado, es necesario hacer un seguimiento y una serie de pruebas para verificar la efectividad y correcto funcionamiento del producto.

En raras ocasiones, los inventores encuentran precisamente lo que quieren compartir en su prototipo. Si bien es cierto, los prototipos son la representación latente y fiel de una idea; un prototipo puede hacer que el inventor se dé cuenta de la oportunidad que tiene de ser mejor o de la necesidad de cambiar su objetivo.

El mundo de los prototipos es un vasto campo de oportunidades. Lo que fue una mala idea para algunos, al principio, tal vez sea una innovación para otros. Vale la pena señalar que, en muchos casos, la clave del éxito de un producto no es el prototipo, ni siquiera el inventor, sino la forma correcta en que se desarrolla la idea. Un prototipo no se vuelve exitoso por el simple hecho de ser una idea “original” sino por el significado que le permitió innovar.